PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PSCR7793

[1830]. Carta de Cirilo Álvarez, bachiller en leyes y profesor, para su tío Patricio Martínez López.

Author(s)

Cirilo Álvarez      

Addressee(s)

Patricio Martínez López                        

Summary

El autor aconseja a su tío, Patricio Martínez López, aceptar la deshonra de su hija y tratar de ayudarla en lo posible. Por su parte, él se desentiende del problema y se consuela con las posibilidades que le ofrece su carrera para superar el bache que ha supuesto su relación sentimental.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Hoy 29 de Marzo

Mi estimado tio: doy por supuesto que estrañara U ver carta mia despues de todo lo ocurrido, pero me interesa demasiado la suerte de Faustina para no dar este paso, y no menos el que U se tranquilice. Confesare que U puede quejarse hoy de mi conducta, y en especial habiendole merecido siempre una confianza escesiva; pero hagase U el cargo de que ya lo sucedido tiene muy poco remedio, y que lo que algo importa en el dia disminuir en lo posible este mal, y no añadir nuevos sentimientos. Ademas de que aunque la cosa es de importancia, no es para tanto escandalizarse. Todos los dias se esta viendo en jovevenes bien educadas la misma fragilidad. salga U de Villahoz, y vera como en Burgos, Valladolid y en todos los pueblos del mundo es esto lo mas frecuente; y no solo en la clase pobre e infeliz, sino en muchachas de las familias mas bien acomodadas y decentes, y un po-co mas todabia Y nadie se asusta al oirlo. Creame U es preciso ser ya muy tonto y preocupado pa espantarse de una cosa semejante; y es menester estar desesperado para tomar un rompimiento como el de U

No estoy yo tampoco muy lejos de creer que el gran sentimiento que U tiene, puede provenir de otro principio. No se me oculta qe a U le habran hecho creer qe soy un bribon, y que no he pensado nunca en otra co-sa que en reirme de U y de todos. todo ello me importaria bien poco en otra ocasion, pero hoy no puedo callar en mi justificacion pudiera darle a U mil pruebas, pero llamo la atencion de U a esta reflesion poderosa. ¿Encontraria U muchos que como yo dieran este paso? ¿ha visto U que todos se presten tan vo-luntarios? responda U ingenuamte lo que harian los mas, reirse de la oposicion de U por lo mismo que no les perjudicaba; lo que se ve es que hay muy po-cos a quienes no haya qe amenazar con un calabozo.

En conclusion la Faustina sera siempre hija de U, y hoy mas que nunca merece la compasion de su padre. ¿Que gracia tiene que U la abandone y la pierda? piensa U que asi se venga de mi? eso es dar por las paredes. suponiendo el peor resultado, yo a lo sumo tendre el sentimiento de haber hecho infeliz a una muchacha que no lo merece y a quien siem-pre estime: puesto como estoy en una carrera brillante, sin su hija de U pueden quedarme grandes esperanzas; mientras qe Faustina se perdio para siem-pre. Mirelo U bien. los primeros movimientos son muchas veces muy funestos; pero los años pasaran, y U como cualquiera, olbidara los sentimientos que hayan podido darle sus hijos. sentira U entonces haber hecho la desgracia de Faustina, querra U volverse a este tiempo, y quien sabe si se arrepentira U demasiado tarde.

Si U tiene a bien el contestarme, le dire a U por medio de otra carta el partido que en mi concepto debera tomarse por de pronto. No me ofrezco a presentarme donde U me mande por evitar una entrevista que a U quiza le incomodaria, y a mi no me gustaria nada

De U como siempre Cirilo

Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXT