PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PSCR6127

1599. Carta de Pedro Núñez para un destinatario no identificado.

Author(s)

Pedro Núñez      

Addressee(s)

Anónimo321                        

Summary

Pedro Núñez escribe desde Cartagena de Indias a un remitente no identificado para contarle cómo fue el viaje hasta allí y cómo ha sido su llegada. También le da diversas noticias de familiares e instrucciones sobre cómo actuar con algunos de sus asuntos.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Nuestro señor fue servido de q llegassemos a cartajena con tanta salud como su magestad pudo darnos de su larga mano despues de ser el viaje tan largo y tan cansado y de tanta ventura por ser el tiempo que hera tan Recio y las nabes tan abiertas como de tres años dadas carena y de dos cargadas en resolucion no quiera vm saber mas del viaje de q todo el tiempo q turo no se alargo la bonba de la mano con ser la nabe en q veniamos q no avia hecho mas de un biaje cada momento estabamos aguardando como nos aviamos de ver ir a fondo digo la nave con todo lo que era mercaduria que las personas nunca entendimos perder la vida porque yendo en flota se socorren unas a otras aunque una nabe vimos irse a fondo con la su mercaduria y si la gente no pusiera la diligencia que puso mucha d ella se ahogava. lo que fue comida lo pasamos bien que vendito sea dios sobro de todo del viaje vizcocho y gallinas que comimos algunos dias y otros muchos vastimentos que d el dinero que Vm nos embio rehicimos el matalotaje tomamos las islas de matalino donde nos recalamos y tomamos el agua que la nave hacia por donde fuimos algo descansados hasta llegar a cartagena adonde al presente estamos y somos veçinos por lo menos por un año porque tome luego casa que me cuesta trecientos y cincuenta pesos no pude pasar adelante por el preñez de mari gomez que esta en dias de parir dios la alumbre y la de salud que mucho me ato los pies y las manos en estar preñada ya fue dios servido de que ansi fuese sirvase con todo puse mi tienda de mi mercaduria vase vendiendo bien. solo le quiero decir a vm q si mari gomez se quedara y lo que gaste en el viaje truxera empleado que yo fuera en este nabio de aviso a españa y tornarame en la flota de nueba espana con mi empleo donde no ubiera menester mas en dias de los dos viajes. gaste mucho en el camino que cierto que no me puse en cartajena con mas de mill y seiscientos ducados de gasto desde el dia que sali de sancta olalla hasta verme en cartajena y de lo poco que empleo que seran hasta mill ducados escasos vendido aqui si viniera solo bolbiera en este nabio a espana y tornara a empleallo q yo hallo esto por una de las mayores ganancias que se pueden buscar en los tratos q yo hallo por mi cuenta que en algunas cosas de las que truxe q gane mas de treçientos por çiento y en la que menos ciento por ciento de suerte que hasta aora vendito sea dios me ba sucediendo vien plega a dios que siempre me suçeda ansi y como yo lo deseo y mis hijos lo an menester esta fue la ora que yo me ubiera entrado en el Reino con algun empleo si mari gomez entendiera que no avia de parir en el tretanto lo haze ast aora bien que en el viaje ha hecho todo lo que a podido y entiendo que lo hara siempre porque todo lo que haze lo haze con aficion juana esta buena aunque no deja de acordarse de su ruismundo todos los demas estamos buenos desde juanillo hasta el mayor que cierto que diçe cosas que espanta porque todo que oyo a los marineros lo tiene en la cabeza queira dios que algun dia vm le oyga deçir algo que es muy donoso mas que ninguno de sus ermanos digo esta muy grande y sabe dios lo que le importara averse qdado debajo de su mano de vm porque yo no puedo acudirle todas las vezes a castigarle tengole puesto al escuela trabajare en el todo lo que pudiere hasta que este en edad de embiarsele a vm como lo tengo prometido y vm por su carta me lo tiene mandado y si no se le haze de mal a mari gomez y propio le llebare siendo dios servido y sera antes aun del tiempo que quede a la señora doña leonor mari gomez y io la besamos las manos y lucia y los demas se le encomiendan mucho y si alguna buena nueba ay del señor pero diaz vm nos la escriba que nos holgaremos d ella tanto como de todo nuestro bien. La carta que venia para el lcdo soto no la hemos podido hallar y ansi no nos hemos dado a conozer aunque vibimos uno en frente de otro no se que se pudo hazer vm haga porque se escriba otra en la primer ocasion porque es hombre que bale en esta ciudad y nos podia aprobechar algun dia al senor dotor tribino y a la señora conception y al señor licenciado diego gomez y al señor fran gomez besamos las manos q todavia tenemos esperança de vernos y tratarnos siendo dios servido al señor fran el rubio escribo un ringlon escrivire a todos esos señores en la flota muy largo q aora no pudo ser porque la ocasion de ir este aviso aora fue aribar aqui la capitana de los galeones donde llebaban la plata y el oro todo destroçado y sin arboles y ba tan deprisa que a nadie da lugar a que escriba nuestro señor guarde a vm y le de la salud que todos aca le deseamos para que tiniendola nos escriba de la vida d esos dos angelitos que a hecho dios y si a sido su boluntad de que esten bibas que cierto que desde aca hazemos cuenta d ellas como si las tubieramos presente de la casa vm procure que no se venda antes ansi ser puede se entienda que tiene dueño para lo que es el hazella reparar aunque yo entiendo q el que bibe en lla lo hara porque es hombre honrado y amigo esta ciudad es muy cara de comida y de bibienda no se si asistire aqui pasado el año yo me remito a como me fuere si me ba bien estareme quedo y si no pasare adelante compre luego docientas botijas de bino en mill y cien pesos creo que me ira bien en ellas y todo el caudal hechara en vino si no se fuera encareçiendo quierome ir poco a poco hasta conocer la tierra que en conociendola yo me entendere dios guarde a vm y le de la salud que yo deseo de cartajena y de marco 5 de 1599 años P Nuñez

a la señora maria y catalina de sandobal besamos mill bezes las manos y que dios se lo perdone que no me dexo comprar aquellas tocas en casa de vm que cada mcien Reales que enpleara me baliera mill porque a sido cosa de ver lo q valen oy dia las bugerias y cosas de poco bolumem si bolviere por alla sabre ya en lo que tengo de emplear


Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view