PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PSCR5726

1751. Carta de fray Isidoro de Arganda, sacerdote confesor, para María Josefa de San Joaquín (Mariquita), novicia de Santa Clara.

Author(s)

Isidoro de Arganda      

Addressee(s)

María Josefa de San Joaquín                        

Summary

El autor quiere aconsejar a María Josefa de San Joaquín (Mariquita) después de haber leído una carta que ha recibido de ella, intentando calmar sus inquietudes antes de profesar.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Jesus

hixa mia de toda mi estimacion tu esposo Ds sea contigo, yo bueno Gs a su Magd y tuyo sienpre:

ê Leydo tu carta con el gusto y aprecio que sola tu puedes saber, y no obstante estar muy ocupado te respondo Largo como me lo pides hixa mia; lo que me dizes, que la eleccion te haze alguna Guerra no se que eleccion sea, pero sea la que fuese, porque te ha de inquietar, haz hixa mia el cargo, que Ds determine de ti lo que gustase, y de la manera que quisiere has de ser suya, y veras como cesan los pensamientos, considera a alla en tu corazon, que no merezes nada, y que nada puedes hacer sin su Magd y alcanzaras una gran quietud y con un sea lo que Ds quisiere; que asta el enemigo te trayga a la memoria a Padres es natural, porque a todos, o a los mas nos sucedio, y muchas mas cossas, te trahera como que los dexas solos, que lo podias en el siglo pasar bien, que serias estimada, que aunque te salgas y no profeses es por tus males, nadie dira nada, es vastante causa, y si dicen, sera por unos dias y Luego Lograras buena vida, y tanbien podras salvarte, porque tanbien se puede hacer buenas obras como otras las hazen en el siglo, para que quieres estarte encerrada pudiendo Lograr lo mismo fuera aqui no te curars ni quexas como alla, y otras muchs cosas a este genero, pero hixa mia Ds es el espera le llames, para favorecerte, y anpararte, y si asi lo hazes veras, que alegria sientes en el corazon, que fuerzas en el animo, para resistir, y triunphar; a Maria SSma nuestra Me tenermela muy presente y pedirla con mucha confianza, que pues tus pretensiones son ser esposa de su Divino hixo, y nro redemptor, te mire como a cosa suya, y como a quien dara millones de vidas por no dexar tal esposo; asi veras hixa mia el remedio y daras de mano no solo a Padres, sino a millones Padres, y mundos pues lo que dexamos y en la religion podemos padecer, es nada, para lo que pretendemos conseguir, que es la Gloria; La obligacion hixa de una religiosa es mucho menos que nosotros, pues la religiosa con sus exercicios espirituales, y siguiendo (estando buena) la comunidad cunple y recunple su choro, su oracion (esta la primera) su Leer un Libro espiritual, y su Labor de manos y recoximiento a la celda amistades las menos, aunque sean con religiosos, ver las que son mas fervorosas, y buenas, y andar con ellas, y huirme de las aseglaras, y no frequentarme las gradas, si no son con personas propias, o quando la obediencia mande y esto haciendolo assi cunpliras con la vocacion a la religion sin el menor escrupulo; en quanto a la confesion General hixa mia, para ti es facil, le haras desde diez años hasta este, por los mandamientos, y desde aora lo iras poco a poco escriviendo, para quedar mas sosegada que muy Breve es echa segun tu vida, y frequencia de sacramentos; en el Sexto escriviras todo lo que te se acuerde desde la dicha edad, que pues seran todos pesamientos, y de poca monta te acordaras poco mas o menos como fueron y de la manera, que fueron y si ha vido tocamientos con tus manos o con otros en tus honestidades, o Juegos deshonestos, con amigas, o otras personas, quando mas niña, o siendo grande, si causaron humedades en la parte, y con que fin se hacian, y en fin hixa mia de lo que te acuerdes buenamente que Dios no nos pide mas, y esto todo me abisaras, quando ayas acabado y escrito y me lo remiti-ras con persona, que yo tendre cuidado enbiar, y yo Luego que lo Lea vere si esta bien, y te enbiare la norma como la haras tu confesion, para que quedes sosegada en un todo, y no tienes, que acongoxarte hixa, que tanbien nosotros hacemos confesion General quando Profesamos, y la tuya es una friolera pues en cosa de dos horas puedes hacerla a la memoria; y te hadvierto hixa, que no haviendo en tus confesiones particulares de toda la vida callado pecado alguno, que sea mortal, aunque en la General que se haga todos no vengan a la memoria, no se peca y es buena confesion y La razon es por estar ya antecedente todos los pecados confesados conforme entonzes estaban en la conciencia, y en esto no ay disputa; nuestra Pepa millones de expresions haze y hara, lo que la encargas, esta en cama con sus cossas, y toda su casa te saluda de corazon; yo no puedo mas, que bien Largo te escrivo hixa mia: tengo que ir a la monjas de Valfermoso a Predicarlas Sn Benito la Semana Sa y otras cosillas, y todas quieren confesarse conmigo, que discurro algunas quieren hacer tanbien Confesion General, pero no dandome fundamento no lo permitire: aDs hixa mia de mi alma a Ds supco nos Ge m as en su Graa Xadraque y henero 31 de 1751.

Tu Pe que en Ds sienpe te estima Fr Isidoro hixa querida mia Mariquita.

si ay alguna novedad en la parte que sabes abisarme, como picazon, ô estorbo.


Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view