PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
Maarten Janssen, 2014-

PS8159

1574. Carta de Francisca de Ávila (o de los Apóstoles), beata, para su hermana Isabel Bautista (o de San Jerónimo), beata.

Author(s)

Francisca de Ávila      

Addressee(s)

Isabel Bautista                        

Summary

La autora narra a su hermana Isabel Bautista la pena que siente ante la ausencia de correspondencia. Dedica buena parte del escrito a explicarle los arrobos que tiene, las voces que oye y las sensaciones que le invaden.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

domnigo 18 de julio 1574 años muy deseada hermana de mi coraçon

no puedo significar por nnigun vocablo la pena q todos emos tenido por no saber de ella tanto tienpo a yo e querido hacer esto todas las veces q el señor don pedro a escrito y no me a dejado el señor miguel rruiz diciendo q ansi convenia y viendo yo aora q avia cartas de quince de julio en toledo del señor don pedro y q no avia de ella mencion de nniguna mia diome notable pena y mas al s miguel rruiz tanta q no se hallo para podella escrevir y yo comulgando suplique a nro señor me enseñase si era servido la escriviese senti con claridad la escriviese lo q aora dire con su favor y es q no me espanto q ella no aya escrito porq no es tienpo de nnigun rrecreo sino de continua penitencia porq en lo q yo le escrevi en la carta postrera de lo q me paso en el sagrario vi qdar una nube entre el padre eterno y el mundo la cual estorvava las misericordias q a su mg pediamos y sinificavanme q aquella nube eran los pecados con q todo el mundo tenia ofendido aquella gran mg q yo veia detras de aquella nube muy escura y veya al arzobispo bartolome q se ofrecia a toda aqlla satisfacion q alli pedian por los pecados de todo el mundo y como el hijo de dios salia por su fiador y qdome desde entonces gran deseo de padecer muchos trabajos por la sastifacion de tan grandes ofensas como via q ofendian aquella gran mg y ordeno nro señor q nos hiciesemos de un espiritu maria de san jeronimo y madalena de san franco y catalina de san franco para hacer muchas rromerias y entre ellas no a cesado el yr al sagrario cosa maravillosa q sin decilles yo nada espirava nro señor en sus coraçones q hiciesemos grandes rrogativas por la sede apostolica por el estado eclesiastico y por el estado rreal y por el estado comun andando en estas rrogativas veya sonar dentro de mi anima una boz de la justicia de dios q me tengo en tan grande fatiga q vine a desfallecer en cama por muchos dias lo mismo estuvo el s miguel rruiz quiso mi señor q nos aliviamos casi juntos porq su mal fue mayor q el mio levantada de la cama qdeme con la misma fatiga porq mi deseo no vey cunplido q era dever satisfacer al padre eterno andando en este tan gran trabajo consolome su mg en alguna manera porq enbio su san a mandar q se sacase el sanctisimo sacramento en todas las yglesias y visto q es por las mismas cosas q a nosotras nos fue enseñado q hiçiesemos a tenido algun contento mi coraçon y ansi e procurado de allarme en todas las q e podido por rreçebir algun rrefrigerio en ver sasfaçer en algo a quien tanto se le deve mas no me duro mucho este descanso porq a pocos dias sono la misma boz en mi coraçon lo en la qual me deçian mira quan gran rrazon tengo de esecutar mi justicia con el mundo pues tan ingrato a sido a la pasion de mi hijo y mostravame quanta era esta ingratitud y qua grande avia sido la pasion de su hijo hiçome un dia esperimentase algunos dolores los quales fueron tan grandes q me fue neçesario echarme delante un crucifijo para podellos çufrir y no podia hablar otra cosa sino decir señor no ay quien pud pueda satisfaçer al menor de nros dolores por tanto supla nra misericordia nra ingratitud y nro señor alegando su justicia y yo la misericordia fueme rrespondido q clamase por el arzobispo bartolome q en su salida estava todo el rremedio y yo tome grande espiritu a pedille a su mag y dia de san pedro y san pablo en comulgando se me arrobo el espiritu y vi como san pedro pedia a nro señor el rrescate del arçobispo mostrandole gran perdimiento q avia en su yglesia y como por medio de bartolome avia de ser rremediada estas y otras grandes alegaciones hacia san pedro a lo qual vi q le rrespondien q era menester mas satisfacion pa q se hiciese lo q san pedro pedia y viendo san pedro la gran rraçon q en esto avia pidio q se le diesen en fiado porq otro rremedio no avia para hacer satisfacion vi entonces al hijo de dios q salia a haçer la fianca con su propia sangre y el spiritu sancto se ofrecia a venir a ynflamar los coraçones y con todas estas promesas pedian mas satisfacion ordeno nro senor en este tienpo tomasemos un ayuno de quarenta dias a tercer dia diçiplina y q cadia dia acabando de comulgar fuesemos al cruçifijo y al sepulcro descalças por satisfacion de la ingratitud q emos tenido de la pasion de nro rredentor hacemoslo todas quatro padecense tan grandes trabajos q no se pueden decir porq si no diese favor el senor q lo manda padeçer no se podrian çufir un dia ansenos prometido grades vitorias y mercedes y ansi estamos confiadas de su mg q nos cumplira su palabra y andando en esta rromeria torno a sonar la misma boz en q yo me bolvi con spiritu muy fuerte dado d ese mismo dios contra la justicia alegando las antiguas misericordias y nra gran fragilidad y q yo venia a tratar con su mag casos de justicia sino q rremediase al mundo pues su mag me le avia mostrado tan perdido y q yo no pedia mas de lo q me avian mostrado fueron tantas las alegaciones de la justicia y tanta la fuerça q en mi avia contra ella q vine a pedir q queria hacer conçierto y saber q eran estas grandes querellas pues estorvavan la salida del arçobispo pues en el estava tanto bien ençerrado en q vine a haçer un compromiso de todas las deudas q me fueron alegadas de la justiçia q deviamos a la mag divina la primera es grande ingratitud la segunda grande sobervia y hinchaçon en todo genero d estados la terçera las grandes abominaçiones q se haçen contra el sexto madamiento la quarta los de los grandes pecados q se hacen contra la sancta fe y mas de los q la pierden secretamente en el coraçon contra la providencia de dios y desconfiados d esta providencia se alçan con todos los bienes dados de la mano de dios y dejan pereçer a los pobres tiniendo dios proveido para todas las criaturas q crio todo lo necesario vi esta querella ser muy grande contra los eclesiasticos y sabios del mundo y contra todos los q mas poder tienen en el en este estado q dicho tengo esta por aca nro negoçio tenemos deseo de saber si dios quisiere como va por alla de todo por tanto por amor de dios nos escriva lo mas presto q pudiere aunq se hace perfecta nra penitençia con el ausencia de sus cartas dios alabado por todo y obedecido y rreverenciado de todo el mundo y ella mi qrida hermana favoreçida de la gracia de dios pa hacer su santa voluntad y esta h g hagamos siempre aunq perdamos la vida amen amen


Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload text