PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PS8086

[1795-1805]. Carta de Atanasio Martínez (Zamarra) para fray Felipe de los Rubielos, franciscano descalzo.

Author(s)

Atanasio Martínez      

Addressee(s)

Felipe de los Rubielos                        

Summary

El autor explica a fray Felipe de los Rubielos cuál es su situación ante el ayuno que sus consejeros le han recomendado. También informa de las horas que dedica cada día a las oraciones y de los sentimientos que le provoca su comunión con el Señor.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Viva N P R de los Angeles Carisimo P mio:

No puedo ponderar a VC. el giro interior que e rrecivido al ver su favorable resolucion y la de N Amado P para la continuacion del ayuno por contemplar ser conforme a los Venerables designios del altisimo, yo confio sera aceptado este pequeño sacrificio en sus divinos ojos aunque las dudas quedaran sujetas a mi resolucion, porque el natural es sensible, y es preciso padezca aunque todo lo desvanecera la altisima confianza que me asiste ser obra del sor. Esta mañana luego qe vi qe Vm me reducia la oracion a 6 oras repartidas en 3 bezes, lo puse en ejecucion, en cumplimiento de y precepto, pero notaba una fuerza interior a el oratorio que me tirava el amor del sumo bien: desde qe entre en esta prision e tenido los dias que no de 7 a 9 oras de oracion: y el savado tuve un abiso interior con señales esteriores para bacar a la oracion estos dias, y en su brd recoxi barias frioleras en que me ocupava y las di a mi consorte para quedarme libre. aora dire lo ocurrido esta mañana asi como recivi su mui apreciable de Vm entre en este oratorio a dar gras al sor por el alto favor en la condescendencia de sus adorables designios, y fue tan grande la fuerza de los aftos del corazon, que se me quedavan las potencias como enajenadas, y tuve dos como que en lo superior del Espiruti me iba a los brazos de nro soberano en la nueva forma y puesto a sus divinos pies le adoraba y no allava expresiones para alavar sus benerables obras. con unos afectos que an sido escesivos, y aunque me tirava la separacion para cumplir su nuevo precepto de Vm no atrebo a dejar el vien que mi alma gozava, me umillava y sometia rendidamte a su Sma boluntad y la de su eterno pe a quien asta oy no me e atrevido a presentarme pidiendoles aplacase su da ja que me parece esta mui indignada contra los pecadores, y que su da dibinam bajava el brazo de su justicia El sor en la nueva forma mui agradable, y le e pedido que use de misericordia con las almas, y que lo que estas an de pagar lo pagen los luergos y los terrenos. Segun e conozido spre mostrara su rigor y me parece que acudiran las almas a los templos a guarecerse, y en ellos esperimentaran mayor castigo, por averlos profanado el sor nos mire con piedad. para disimular con mi consorte en algun modo la e dho me traiga esta tarde un poco de pan y alga fruta: digame Vm en punto a oracion que e de acer pues ayer fueron 10 oras repartidas en 4 bezes; tambien llevo dos noches que duermo en el suelo, con dos cuviertas, diga Vm si e de proseguir en estos dias. tambien me dira Vm si me suben arriva pendte el ayuno si lo e de continuar o no, porque me parece que si, y pa, disimularlo puedo quedarme con pan u otra cosa que se pueda ocultar Yo sigo con las avenidas de la naturaleza y de la gracia, desde la una a la otra, porque aquella manifiesta la sensibilidad, y la otra corrobora la devilidad. desde la una a las 3 me he rrecostado a la siesta como acostumbro, no e dormido como ayer, desvelado y formando actos de amor acia el sor, despues e tenido una ora de oracion y aunque el enemigo me a fenictado con fuertes dolores a las rodillas como acostumbra, la e aguantado, aviendome postrado dos bezes, para tolerarlos algun tanto pero salgo con bastantes fuerzas, gracias a la misericordiosa mano del sor: encomendarme de todas beras al sor porque solo quiero complacerle, y ninguno se alla mas obligado de los hombres, a no ponerle tara, tanto porque todos juntos no le an ofendido tanto; como por los efectos de sus altismas misericordias: quedo puesto a sus divinos pies, y en brazos de nra purisima madre, y nueva favorezedora; para que de mi se aga su sma boluntd que desea a todos

P.


Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view