PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PS7019

[1800]. Copia de carta de Francisco Moreno Vara para Antonina Ruíz Ramírez.

Author(s)

Francisco Moreno Vara      

Addressee(s)

Antonina Ruíz Ramírez                        

Summary

El autor escribe a Antonia Ruíz Ramírez una extensa carta en la que le dice que está enamorado de ella y realiza una descripción de todas las cualidades que le han hecho enamorarse.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Mi mui dulze y amada señora Da Antonina: Haze mucho tpo que estoi con grandissimos deseos de decirle, y informarle con muchissima claridad, y con expresiones propias de mi corazon, y afecto lo muchissimo que la quiero, la estimo, y adoro, y unas bezes por berguenza, y otras por no haver habido ocasion de poderselo decir a Vmd de palabra, porque jamas nos hemos visto solos, no ha podido ser; hia que ya no cabiendo en mi como no cabe el tierno cariño el tierno cariño que a Vmd le tengo saliendose el mismo por ojos, narices, y boca, y estando Vmd de marcha para tan larga temporada (y para mi tan desgraciada, triste, y dolorosa) por lo que puede ocurrir de que el Dios de los mortales pueda disponer de la vida de uno, o de otro, porque Yo me considero sin fuerzas para poder resistir la ausencia de Vmd, para que llegue a saber el grande afecto tierno cariño imponderable amor que le tengo a Vmd, me beo en la precision de decirselo por escrito juzgando no podra proporcionarse el hazerlo de otro modo (cuio atrebimto suplico a Vmd me disimule como todos los demas que adbierta en este mi rustico estilo, hecha cargo de que una persona apasionada, y ciegamente enamorada como Yo lo estoi para Vmd, muchas vezes para pintar su cariño suele excederse) Y asi digo: Que la Divina omnipotencia si es que contribuie a los amores me ha dirigido a quererla a Vmd con todas sus fuerzas, que no puedo ponderarlo mas; es decir a quererla a Vmd todo lo que cabe, y puede quererse en lo humano. Y si acaso no copero el Divino brazo, dire, que me arrostro y preciso y arrebato esa ermosa, y singular cara en su belleza jardin de Benus floreciente, campo guarnecido de finos matizes y rosas, deposito de piedras preciosas, nuebo cielo estrellado; llebando a su hermosura extremada cual sirena encantadora. Que me precipito, y desboco ese burilado Pilar de blanco alabastro, ese Globo de fino cristal, que forma Vmd con su brillante Persona: Que me introdugeron y fixaron en el corazon, entrañas, y Alma el cariño sus dos hermosos ojos, o carbunclos por otro nombre, con cuias luzes, o raios que despiden, me tienen a mi ciego de pasion: Que esa Garganta de Nacar, Alabastro y Niebe o Garzota de esmaltado y fino oro me atrajo acia ella con su atractibo hechicero, como otra piedra Yman: Que esa madeja de hermoso negro pelo, de azabache bruñido, o ambar fino, me aprisiono como aquella cadena, o espada de amor de la vella Judit: Que ese amoroso pecho, tabla de tenso y fino martfil, campo mde niebe Globo estrellado tierna prision abriendo las suntuosas y magnificas puertas del dique de sus primores, de sus gracias, y de sus dulzuras, me dio dichoso ospedage: Que ese pinzelado pie punta de fino diamante, hermosa saeta de la Aljaba del Dios Cupido en lugar de ollar mi gusto, me dio el que mas apetecia que fue el poder dirigir todo mi cariño, á la magnifica y marabillosa estatua que lleba pintada y mantiene sobre si: Aora si que he descubierto el motibo, y fundamto que he tenido y tengo para quererla, adorarla, estimarla, respetarla y colocarla a Vmd, en mi corazon Alma y entrañas: A todas estas marabillas, primores, dotes, escelencias, ermosuras estremadas, y prerrogatibas, con que el Dios Grande, aquel Dios inmortal, aquel tan poderoso Dios con todo su poder, y haciendo quanto pudo, pudo criarla a Vmd en belleza, en hermosura, en gentileza, en marcialidad, y en gracia tan estremada como llebo dicho á estas pues debo darles las gracias, prque han serbido de instrumento dulce y fisico, para qe Yo aiga tenido, y tenga el delicado gusto de apetecerlas y a mi debo darme y doi mil millones de onorabuenas. Asta aqui dije lo que pude, pero no lo que queria, no he dicho nada porqe nada se decir de lo que quisiera decir y Vmd mereze: Por lo que con mucha razon debo quejarme á mi rustica pluma que necia no sabe, ni puede escribir, cosa á la berdad que me yere el corazon y corta la vida el sentimto que me causa lo demas que le dicta el corazon O! y quando llegara el dia tan deseado, que dejando este mi pecho se entre en el de Vmd, á decirle lo que en esta carta falta decir, haciendole a Vmd creer, que el fue el que la dicto, y que aun le quedaba lo mas y lo mejor que decir. No sea pues esto causa señora mia, de que yo desmerezca con Vmd, si acaso merezgo algo y deseo merezer, hagase Vmd cargo de que si no digo mas y mejor es porque no se: quisiera ser un Seneca un Aristoteles u otro hombre abil, para poder decir y emplear toda mi sabiduria en elogiar y pintar a Vmd como mereze, y de que este mi atrebimto es causado de un cariño imponderable que a Vmd le tengo, y ya no puede estar oculto en mi y precisamte he de comunicarselo para que lo sepa, y haga Vmd de el el uso que guste: compadezgase Vmd de mi, que no puedo vivir sin Vmd: Por último estimare que Vmd acepte mi cariño, me quiera como la quiero, me corresponda como le correspondere; me lo diga si me quiere como se lo digo (pues soi amigo de la claridad, verdad, e ingenuidad) y si no me quiere lo mismo, para cuia noticia pido al cielo me de fuerzas, que las mias no bastan. Y sobre todo encargo a Vmd por Dios el silencio, y que nadie sepa mas que nosotros dos nuestro querer y tierno cariño; y si acaso a Vmd le gusta esta carta, y la quiere conserbar en su poder, la copiara Vmd de su letra, sin poner mi nombre, y luego desgajarla esta, no sea que se le pierda a Vmd, o se la cojan, teniendo presente, y debiendo saber, que todo quanto se haga, sea malo, o sea bueno, no se debe saber si no es entre Dios, que á este no se le puede ocultar, que si se pudiera se debia hazer, y entre los que lo hagan. Y que Vmd me escriba desde el Quintanar, to-dos los correos diciendome en la primera, si le tengo de responder, y si ha de ir a Vmd el sobre, ó á quien el primero y siempre á Vmd el segundo. Deme Vmd por Dios este gusto: á quien pido guarde su vida los ms as que puede y le pide su mas querido serbidor y capellan Q S M B Franco Moreno Vara

se la dio á la Nicolasa el dia 3 de Octubre por la tarde


Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view