PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PS6182

[1700-1709]. Carta de Manuela Ramos, beata de Nuestra Señora del Monte Carmelo, para fray Francisco Fernández y Villegas, religioso de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Author(s)

Manuela Ramos      

Addressee(s)

Francisco Fernández y Villegas                        

Summary

La autora explica a Francisco Fernández y Villegas sus visiones y otras experiencias místicas. También le hace llegar sus sospechas sobre dos confesadas que no son sinceras.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Padre Mio y de mi alma

sea su magestad el premio de tanto como a uste le debo quiero degarlo en silencio y digo q a sido la carta de mi padre para mi de mucho gusto y doi al señor las gracias por todo y quisiera q mi coracon no cesara en alabancas d este gran dios y dueño de las almas pero el señor q es el q todo lo puede benca lo q yo por mi no puedo doi a mi padre de mi alma quenta de lo q el señor gusta y quiere q sea este bil gusano baso en q esparame misericordias sin cesar sucedeme dies dias a lo q no e dicho por menudo y lo dire aora con el aiuda del señor y en particular desde el juebes q aunq es berda q tengo escrito algo de lo q padesco no lo e dicho con aquella clarida q debia no si si tengo la culpa en esto pero no a sido mi animo el callarlo lo q e sentido es y siento dentro de mi una yMagen del señor con aquellas agonias q tenia en la cruz y estas mismas padece mi cuerpo con tales acidentes q no se como lo poco q ando puedo ni aun respirar si miro la cabeca lo q siento en ella es lo mismo q si la tubiera coronada d espinas ya algunas beces le digo al señor q que es lo q me dega para la hora del morir pues no puedo tener mas angustias en aquella ocasion sigo en lo mas intimo de mi alma q me dice su magestad si tu bida es muerte como no queras bibir muriendo y si tu esposo bibe en ti como lo estas biendo como quera la esposa librarse de trabajos aqui me se es representado toda la pasion del señor unas beces siento el cuerpo como q esta sudando sin sentirlo en esto esterior otras beces tan dolorido como si el ubiera llebado grandes golpes continuamente traigo segun el peso siento una cruz tan pesada sobre mi q ago juicio q tengo de tras cada paso caer y dar en tiera si miro me parece q beo personas q me ban maltratando sin oir nada d esto q aqui e dicho no me pasa nada en lo esterior aunq los golpes lo siento pero no como si me dieran ni turbacion ninguna antes bien consolada y resinada en lo q el señor enbia pero el esterior fatigado ya arto molido a nada d esto doi mas color q aquella q la obediencia me diese pues no deseo mas q agradar al q es dueño de mi alma el otro dia estando recogida q fue el sabado a las once de la noche aunq estaba en la cama pidiendo al señor q diese lus a quellos q tenian almas a su cargo pedia en particular por mi padre y sentia y entendia del señor yja lus mia tiene y se la e dado pero dile q tiene de sus confesadas dos q son como la bela puesta en el candelero muerta q solo estan para el parecer y q tiniendo la ocasion de recibir la lus pues q yo se la e dado al confesor se les queda solo en palabras para con el confesor y a mi en esto no me dan gusto antes bien me desagrada y acen jucio q con ponderar a los pies del confesor y suspiros q aqui me acen un gran serbicio y no conocen el gusano q les esta roiendo su alma con gran banida de q soi confesada del padre maestro billegas es un santo i les parece q esta santida las a de llebar al cielo padre de mi alma tanbien entendi guntamente q le digiese a usted q se mostrase usted serio y retirado de los sujetos pues inportaba mucho a sus almas no nonbro los sujetos aunq es berda q los conoci porq no me parece q es menester y lo mismo q dige ariba digo d esto q lo q mi padre yciese eso sera lo megor pero yo no puedo degar de decirlo porq reconosco q de no acerlo desagrado a su magesta y falto a la obediencia ofreceseme otra cosa q decir a mi padre de mi alma como el señor quiere y me an mandado interiormente como llame al medico y q lo q mandase se aga digeselo a mi padre santa leocadia porq el señor no dava treguas aunq es berda q me alvirtieron q uste bendria en ello lo ice q biniera y me a recetado para mañana miercoles q me purge y despues segun me digo oi martes q seria menester refrescarme con alguna cosa yo tengo puesto el cuerpo para q d el agan lo q dios quisiere disponer y le mandasen pues ya sabe mi padre q a siete del q biene ace quatro meses q no se ace medicamento en el q el señor no aiga determinado padre mio con esto me echara uste su bendicion y el señor se la eche a mi padre

Mana del cielo q es dios

Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view