PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PS6176

[1700-1709]. Carta de Manuela Ramos, beata de Nuestra Señora del Monte Carmelo, para fray Francisco Fernández y Villegas, religioso de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Author(s)

Manuela Ramos      

Addressee(s)

Francisco Fernández y Villegas                        

Summary

La autora explica a fray Francisco Fernández y Villegas el "divino amor" que siente por él.
Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

J M J

Padre y señor mio de mucho consuelo me sirbe cada letra q uste me escribe el señor se lo page a uste ya q yo nunca podre ser pagadora en esto ni otra cosa ninguna diceme uste en la suia que cada dia ba uste conociendo mas ser el camino q llebamos del agrado del señor no me se a ofrecido a mi racon al contrario esto se lo debemos a su magestad padre mio doi al señor las gracias por la dolcura q siente en su interior uste d este Divino amor que es con quien debemos tener todos nuestros coloquios tanbien me dice uste q conoce q en la mia esta ni yo puedo negar q esta conmigo y q yo lo estoi con su magestad pero con una lucha q antes parece q estorba el señor a q yo le pueda amar pero no lo creo esto aunq lo siento y como sabe uste q mi hanelo no es buscar gustos ni trabajos sino lo que dios quisiere y creo en esto firmemente q soi toda del señor al pesar de todo el infierno oigo en algunas ocasiones q me dicen esa tu confianca en bano es pues no acabas de desengañarte padre mio yo no ago caso porq reconosco de la parte q esta bos sale i suele sucederme en ocasion q reconosco q esta mi alma con el señor i q tanbien no apetece la bolunta otra cosa ni cielo ni infierno solo me parece q mi alma quisiera q ubiera muchos amadores d este dios i por esto me siento como sin fuercas - Padre mio e dicho esto porque estando oi con su magestad le bi con la cruz a cuestas y llagado todo su cuerpo en q me dice asi me tienen los hombres grande fue la lastima i conpasion q en mi alma a quedado y biendo q me llamaba para q le a le aconpañase me quebranto mi alma biendo la q soi padre mio prosigo todos los dias a nuestra señora del sagrario desde el sabado pasado i con tanto gusto q puedo asegurar a mi padre no tengo rato en q este mas gustosa i siendo asi q paso unas noches q el señor lo sabe pues al lebantarme parece q toda la noche a sido con gran descanso y a las seis ya estoi alla ago lo q uste me manda pidiendo a la birgen segun lo hordenado estoime con gran quietud asta las ocho e sentido todos estos dias q me abisan bete y conosco q esta señora me echa una bendicion q me enamora solo con conocerlo interiormente yo martes lo conoci mas claramente pues asta lo esterior conoci i no q era el diablo i me bengo a mi casa sin entrar mas q de paso en casa de isidro porq e cho una escusa- padre de mi alma no puedo por menos de sentir mucho y darle a uste parte de lo q su hermana de uste anda ablando de mi i de uste diciendo q desde q uste me conoce no la asiste uste con nada i q la tiene olvidada conq en el conbento de las gaitanas nuebamente me trae a mi en boca i esto por su hermana de uste dios se lo page q bien se conoce q no es muger de oracion pues q asi abla y aora con doce reales q le da el padre pinto cada semana se pondra mas humilde buena renta a menester uste i le digo a uste padre mio q si uste le da mas de seis reales cada semana no ace uste la bolunta de dios i esto lo se de buena parte y sobre lo dicho aga uste lo q gustase i por amor de dios q esto no sirba a uste de pesadumbre porq no bolvere a blar mas sobre este punto si se ofreciese nuestro señor de a uste mucho de su amor i me le dege ber i escriba uste largo porq no se mas q dos beces de uste cada semana i esto es poco de mariquita memorias

yja de uste asta morir manuela

Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload current view as TXTSentence view