PT | EN | ES

Main Menu


Powered by TEITOK
© Maarten Janssen, 2014-

PSCR7268

1660. Carta de Juan Bautista Arespacochaga para Juan de Velasco.

SummaryEl autor aconseja a Juan de Velasco que anime a doña Lorenza Marcos de Arguijo a adoptar una decisión en relación a su herencia, en vista de su quebrada salud, y a no dejarse avasallar por sus parientes.
Author(s) Juan Bautista Arespacochaga
Addressee(s) Juan de Velasco            
From España, Vizcaya, Elorrio
To España, Madrid
Context

El 18 de junio de 1661 falleció en Madrid doña Lorenza Marcos de Arguijo, viuda de don Francisco de Benavides, contralor que había sido de la Casa de la Reina. Una vez que se conoció el último testamento otorgado, se inició un pleito entre los testamentarios y varios parientes de doña Lorenza que pidieron la nulidad de la última voluntad de la finada. El testamento, que había sido otorgado ante el escribano Francisco Suárez, señalaba como principales beneficiaros a los hijos de doña María de Olmo, sobrina de doña Lorenza en grado lejano pero que se había criado en su casa desde los siete años. Así, tanto los alquileres de las casas que poseía en Madrid como los activos financieros de que era poseedora serían disfrutados por fray Francisco Antonio de Arce y Miera y por don Bernardo Álvarez de Figueroa, hijos de doña María. Los testamentarios -que eran el propio fray Francisco Antonio de Arce, don Juan Álvarez de Figueroa y don Juan Velasco- se enfrentaron a la demanda interpuesta por los cónyuges de doña Claudia de Salas, doña Beatriz de Salas y doña Bernarda de Salas, todas ellas sobrinas en diverso grado de doña Lorenza. Alegaban que los testamentarios, y muy especialmente doña María de Olmo y su marido don Juan Álvarez de Figueroa, habían presionado a doña Lorenza para redactar un nuevo testamento que revocaba uno previo que sí beneficiaba a las susodichas sobrinas; además, añadían la incapacidad mental de doña Lorenza, afectada hacía ya cuatro años por una demencia severa. Asimismo, se denunció el procedimiento de inventario y se puso en entredicho el parentesco entre doña María y doña Lorenza, declarando que el de doña Claudia y sus sobrinas era más propincuo. Doña María defendió el vínculo que la unía con la fallecida y acusó a las demandantes de haberse beneficiado en vida de las riquezas de doña Lorenza y de hacerle visitas únicamente por mero interés económico.

Don Melchor de Cabrera como cónyuge de doña Claudia de Salas aportó las testificaciones de testigos y presentó las dos cartas que se incluyeron en el proceso y que iban dirigidas al secretario Juan Bautista de Arespacochaga, testamentario que había sido de don Francisco de Benavides. Especialmente relevante era la carta dirigida a don Juan Velasco, ya que de ella se colegían ciertas instrucciones para que doña Lorenza, en previsión de su mala salud, testase y lo hiciese en favor de doña Claudia de Salas y sus sobrinas doña Beatriz y doña Bernarda. Sin embargo, por la declaración de don Juan Velasco, la intención de doña Lorenza no estaba en beneficiar más a esas sobrinas, más allá de lo que ya había hecho con la cesión de una ración de palacio a doña Claudia. No obstante esta demanda, el consejo se pronunció en contra de la petición de nulidad de testamento, declarándolo válido y legal.

Support un bifolio de papel doblado en folio, escrito por recto y verso del primer folio y por el recto del segundo folio.
Archival Institution Archivo Histórico Nacional
Repository Consejos
Collection Escribanías de Cámara
Archival Reference Legajo 36512
Folios 87r-88v
Transcription Elisa García Prieto
Main Revision Gael Vaamonde
Contextualization Elisa García Prieto
Standardization Gael Vaamonde
Transcription date2014

Javascript seems to be turned off, or there was a communication error. Turn on Javascript for more display options.

Muy lastimado me deja Vm con la noticia q en carta de 24 del pasado me da del mal estado de la salud de mi señora Da Lorenza y aunque su natural es robusto y si quiere quebrar algo de su condicion y tratar de regalarse sin cuidar de otra cosa ni haçer caso de las ympertinençias de los parientes espero que se recobrara con todo eso no me parecera mal q disponga sus cosas porque tambien el hechar a un lado este cuidado ayuda a tener salud y asi no deve Vm disuadirla del yntento sino antes bien persuadirla a ello y procurar ayudarla al açierto y lo que a mi me pareçe es q podria su mrd mandar una tapiceria a mi señora Da Beatriz otra a su hermana el remanente de los Muebles despues de cumplidas las misas que su mrd fuere servida de mandar decir y las funerarias a mi Señora Da Claudia y las casas pues estan ya libres de senços q queden para que de lo Procedido de sus alquileres se vayan diçiendo misas por su alma y la de su Marido y todos sus difuntos y que a su marido de Da Maria del olmo le quede el quarto de casa en que viben por los dias de su vida con cargo de haver de alquilar los demas quartos y que despues se disponga esta memoria como mejor pareciere a los Albaçeas y que sobre los alquileres de las mismas casas, le queden tambien a Doña Mariana de Benabides, veinte o treinta Ducados, por los dias de su Vida y despues buelba a la misma memoria con lo qual se reparte a todos los parientes y se acude al alma que es lo Principal ya que yo acudire mientras Dios me diere Vida como Verdadero Amigo y todo esto digo sugetandome a lo que fuere mayor boluntad de mi Señora Da Lorenza

Tambien este ordinario me ha faltado carta de Dn Matheo y asi no se del estado de las cosas de S A mas de lo que Vm me diçe pero segun ello pareçe que no abra ninguna novedad de las q Vm recelava lo que yo quisiera que tubiere materiales para poder obrar conforme su deseo y aunque Vm me diçe que se camina en esto con mucho calor y que abra Armada el año q biene no se si corresponderan los efectos porque el tiempo es corto y los medios muy limitados, y por eso quisiera yo que se suspendieran las operaçiones asta otro año y juntando para entonçes todo lo neçesario se redugese esta guerra a una campaña y se acavase con tanto mayor credito de las Armas de S Mgd y no haçerlo bia ordinaria pero alla se mirara con mayor açierto

Sin duda abran sido grandes y lastimosos los daños que an resultado del fracaso de los Galeones y tanto mas sençibles quanto afirman q an proçedido de haver querido apresurar demasiado la salida quiera Dios que esto sirva de escarmiento para que de aqui adelante se siga el sentir de cada uno en su profesion pero tengolo por dificultoso porque ay muchos que se persuaden a que lo alcançan todo y no puede aver presuncion mas vana Dios lo remedie y gde A Vm ms años como deseo Helorrio 10 de 8re 1660

Joan Ba Arespacochaga

si mi sa D Lorenza se hallare embarazada en disponer las cosas como propongo o en otra forma por respeto de los deudos podria otorgar poder para que yo teste en la forma que su mrd me tiene comunicado declarando solamente su volund en quanto al entierro i funerarias i hacer una memoria aparte para que yo me govierne conforme a ella porque aunque no es cuidado para apetecido por servir a su mrd no abra travajo que yo reuse y esto propongo para en caso de necesidad pero de otra ma spre sera mejor que su mrd disponga sus cosas y sobre todo se trate de estar mui conforme con la volund de Dios

Sr Ju de Velasco

Legenda:

ExpandedUnclearDeletedAddedSupplied


Download XMLDownload textSentence view